CatalàEspañolEnglishFrançaisDeutch
Paddle Van Sup School

Torres de defensa d'Alcanar

Contexto histórico

Archivo para Google Earth

Las torres de defensa del litoral de Alcanar responden a la línea defensiva diseñada en el siglo XVI por parte de Felipe II en referencia a la protección de la zona de la Bahía de los Alfaques, que incluye los términos hoy de San Carlos de la Rápita y de Alcanar.

Los ataques de los corsarios propiciaron que tanto la oligarquía Tortosina con negocios en el delta , el convento de monjas de Santa María de la Rápita , los pescadores rapitenses y alcanarenses que cultivaban la zona, entonces de Amposta, conocida hoy como Alcanar-platja , pidieran medidas de protección. Además, también le convenía a la monarquía para tratar de desembarazarse de los corsarios que hacían aguada (suministro de agua potable) en las abundantes fuentes de Sant Pere.

Así pues se diseñaron cuatro torres iniciales: la de la Guardiola (en San Carlos de la Rápita), la torre de la Rápita en el convento, la de Sant Joan del Bolitx (en  el Delta), la de la punta del Aluet (a la actual Punta de la Banya) y la torre del Codoñol. Poco tiempo después aparecerán las demás torres que protegerán el camino de los Bandolers.

  • Torre del carrer Nou
  • Torre de Morralla
  • Torre de Gimeno
  • Torre de Urbano
  • Torre de Pasqualot
  • Torre de los Anglès

Torre de la calle Nou

Estructura de planta cuadrada con los ángulos construidos de sillares bien tallados y acolchados y los paramentos de piedra simplemente desbastada, unidos con barro y mortero de cal . Hay que suponer que era coronada con almenas. Todavía se conservan algunas aspilleras y se pueden ver todavía los puntos donde se apoyaban los techos. Desde la casa vecina se puede acceder a la parte superior de la torre, habilitada como una especie de terraza.

En algunos documentos del siglo XVII -XVIII hacen referencia a las murallas como una estructura que englobaban unas 150 casas. Su trazado seguía probablemente el siguiente itinerario : desde la Torre de la calle Nou bajaba hasta la calle Mayor , desde donde subía por la calle del Maestro Pedrell pasando por delante de la iglesia y giraba por delante del cementerio hasta llegar a la Torre la calle Nou . Constaría de cuatro portales: en el extremo de la calle Mayor, frente al Raval, en el camino de Amposta y el del cementerio. En el interior quedaban las actuales calles de Jesús, els Arcs (ahora, de Hugo de Fulcalquer), del Forn, Mayor, plaza de la Iglesia, calle de Forcadell, del campanario, del cementerio y de en Caballé. En septiembre de 1981  se desplomó el muro de la calle Nou. Entre 1983-84 el arquitecto Alfred Pastor Mongrell redactó un proyecto de restauración por encargo del Servicio del Patrimonio Arquitectónico de la Generalitat de Cataluña. Las obras consistieron en arreglar el interior, uniendo los dos espacios que comprendía con el objetivo de adecuarlo como sala de exposiciones. Se adecuó también el acceso a la terraza superior, que quedó bien ordenada, con bancos y floreros. Recientemente, se está volviendo a degradar.

Torre de Morralla o de los Prima

La torre original fue transformada como vivienda de segunda residencia. En la torre inicial se añadió otro cuerpo en el lado septentrional. El estado de conservación es bueno, a pesar de que las obras que se han hecho no han respetado a la torre original. El cuerpo primitivo conserva todavía una bóveda de cañón en la planta baja. La entrada original, en el lado sureste, es con dintel de anchura considerable. En la parte superior de esta misma fachada se conserva un matacán. En la fachada sur-oeste todavía se pueden ver ménsulas de otro matacán desaparecido. Las almenas son todos repuestos.

Esta torre y la torre de Calbo, a unos 100 m, están en el extremo meridional de la línea fortificada de los Alfaques. Las próximas instalaciones militares ya son las de Alcanar. Estas dos torres se podrían identificar con la de Puigmoltó construida en 1390 para proteger el camino del monasterio de la Rápita y hoy no localizada, o con la torre Prima conocida planos antiguos.

Torre de Picó, del Calbo o de Gimeno

Estructura de planta cuadrangular, posteriormente agrandada en la planta baja, con un cuerpo a ambos lados. Los sillares de los ángulos (frontales) de la planta baja de la torre fueron trasladados a los ángulos de los cuerpos nuevos. De esta manera quedó un edificio de aspecto basilical, centrado por la torre. En la parte posterior de la torre parece que también había una ampliación. Restos de tejas empotradas en los muros señalan el nivel de las cubiertas de estas ampliaciones. La torre perdió sus almenas y sus muros fueron levantados para hacer una cubierta a dos vertientes. La puerta es con dintel (quizás rehecho en ampliar la construcción), dañado y apuntalado. Encima hay un matacán sobre dos ménsulas, una de las cuales (izquierda) representa la cara de un hombre quizás con gafas. En el interior hay una bóveda de cañón de mampostería cubriendo la planta. No se conserva el tejado del primer piso.

Esta torre forma parte del grupo de fortificaciones de defensa del litoral denominadas "torres de los Alfacs”. Fueron construidas en el último cuarto del s. XVI como defensa y vigilànica frente al aumento de las incursiones de los piratas turcos y árabes. Las noticias históricas de esta zona son muy escasas y confusas, pero se cree que alguna de estas dos torres se podría identificar con la torre de Puigmoltó, construida en 1390 para proteger los caminos del monasterio de Santa María de la Rápita, y hoy no localizada o también con la torre de los Prima, conocida sólo a través de un antiguo plano.

Torre de Urbano

Estructura de planta cuadrada construida con muros de mampostería y ángulos reforzados con sillares de cantería. En la fachada orientada hacia el mar se abre la puerta, situada en la parte derecha, en forma de arco de medio punto adintelado. En la fachada frontal hay dos ventanas y aspilleras y en la fachada que mira al Montsià presenta varias aberturas más modernas. En la parte superior de tres de las fachadas se conservan tres matacanes, todos sustentados por dos ménsulas. En el interior se conservaba en la planta el techo original, de bóveda de medio punto de mampostería enlucida, con una abertura para acceder al primer piso. Éste, cubierto con techo plano de cabrios de madera con azulejos encima, aparentemente, más viejo que los de las otras dos torres del moro. Actualmente sirve sólo como refugio, ya que se encuentra bastante deteriorada.

Forma parte del grupo conocido como "torres del moro", dentro del conjunto de fortificaciones de la línea de los Alfaques (“Torres de los Alfacs"). Parece que se levantaron en el último cuarto del siglo XVI con la doble función de defender y vigilar debido a la intensificación de los ataques a la costa de Tortosa de los piratas turcos y árabes. Tortosa era la encargada de su construcción y mantenimiento, conjuntamente con la corona española. Tortosa pagaba los salarios a los guardas, preocupándose de los abastecimientos militares y de la conservación de la obra. El responsable de cada fortificación era el vigía o jefe de vigías. Además de la línea de los Alfaques, que continuaba hasta Amposta, Tortosa mantenía también las líneas litorales de la Candela hasta el Coll de Balaguer y la del Ebro, desde el Azud hasta Amposta, además de diferentes vías interiores, con las que la defensa aseguraba la defensa del territorio.

Torre de Benet Fibla o de Pasqualot

Torre de planta cuadrangular construida con sillares bien tallados en los ángulos y piedras de pequeñas dimensiones dispuestas en hileras regulares a los paramentos. La puerta principal presenta el dintel y las jambas de cantería. La ventana situada más arriba también se ha construido con piedra. Por encima de la puerta se observa un arco de piedra sin trabajar, que hace de arco de descarga. En la parte superior de esta fachada hay un matacán sobre dos ménsulas (como las de la torre del Moro I, pero más bien picadas). La planta baja está cubierta con bóveda de cañón y todavía se pueden ven señales de un encofrado muy regular. En un ángulo hay una trampilla pequeña para acceder al piso superior, el pavimento del que hace albardilla, siguiendo la vuelta. La cubierta ha sido muy modificada. Para hacer el tejado a una vertiente, para facilitar la salida de aguas, se derribó parte del muro superior de la fachada. En época moderna se ha añadido un porche.

Torre de los Reverter o de los Anglès

Presenta una planta rectangular con los muros de talud hasta 1,70 de altura. En la fachada orientada hacia el mar se ubica la puerta de medio punto adovelada. También en este muro, pero en la parte superior se conserva un matacán. Otro matacán se encuentra en el muro que mira a Alcanar. En el muro frontal y dorsal hay aspilleras y en el frontal y el orientado hacia el sur dos ventanas. En el interior, se conserva el techo original con bóveda de cañón en la planta. El primer piso se corona con un tejado a dos vertientes, reconstruidas posteriormente. La torre se remata en la parte superior con almenas. Los muros están hechos de mampostería con sillares en los ángulos. También hay sectores rebozados posteriormente. También se han añadidos tres muros de mampostería en el muro de la fachada con la función de proteger la entrada de la torre.

Esta torre conjuntamente con otras dos ubicadas en el lado oeste de la N -340 forma el grupo llamado de "torres del Moro“, que al mismo tiempo se incluyen dentro del grupo genérico de "torres de los Alfacs". Sobre estas torres no se tiene ninguna documentación de referencia ni tampoco sobre su topónimo original. Organizadas a ambos lados del antiguo camino de los Bandolers, se piensa que fueron construidas a finales del siglo XVI para defender la costa de Tortosa ante el incremento de los ataques de los piratas musulmanes y turcos. De su edificación y mantenimiento se encargó la ciudad de Tortosa, con la ayuda de la corona. Otros autores son de la opinión de que podrían haberse construido entre los siglos XIV- XV. Según Bayerri "a Provecho de apoyo salvaguardia (del monasterio de la Rápita). Se acabaron de construir, a expensas de la caja municipal de Tortosa, en 1390, las atalayas del Montsià y Puigmoltó, con guardianas perennes que las custodiasen”. También Miravell piensa que algunas de las torres llamadas del Moro podrían corresponder a alguna de las atalayas citadas.

Para más información podéis ver el vídeo siguiente donde el experto historiador local Agustí Bel nos cuenta un poco de historia del conjunto defensivo que formaban todas estas torres de defensa. El vídeo se corresponde con la salida guiada que se hizo dentro del marco de las actividades del colectivo Terres de Cruïlla, durante el fin de semana del 24 de agosto de 2013, en el marco de las fiestas de Las Casas de Alcanar. Cortesía de Objectiu Alcanar, canal online de noticias del video periodista de Alcanar Quique Queralt.