CatalàEspañolEnglishFrançaisDeutch
Paddle Van Sup School

La «Sénia», o noria

Heredada de los árabes, como gran parte de la cultura y del léxico de Alcanar y alrededores, se trata de una máquina para elevar agua subterránea, compuesta de una rueda horizontal (rodillo) con brazolas, movida por una bestia que da vueltas, y con la que engranan los dientes de una rueda vertical que al rodar mueve una serie de cangilones dispuestos a lo largo de un resto o cadena sin fin, la parte inferior de la cual se  sumerge en el agua del pozo donde la máquina está instalada.

La noria es una de las máquinas arcaicas que han ido desapareciendo. Extendidas antes por donde había huertos de regadío, han sido suplantadas por bombas hidráulicas, por molinos, o formas modernizadas de la misma noria.

Está en su forma auténtica es completamente de madera; pocas se ven ya que lo sean, y esto sólo en la región valenciana y Baleares; muchas fueron modernizadas a base de ruedas y ejes de hierro, y de cadena en lugar de la maroma (cuerda gruesa) de cangilones.

El nombre catalán general es «sénia» o «mota»,  en valenciano se le llama también noria, nombre ya documentado con la forma «nora» en el siglo XV.

Por analogía, el término «mota» ha convertido en sinónimo de «noria». Inicialmente hacía referencia a un montículo elevado del suelo. Casi todas las norias están un poco elevadas del suelo. Supongamos que por eso hubo la confusión que unificó el significado de ambos términos.