CatalàEspañolEnglishFrançaisDeutch
Paddle Van Sup School

La piedra en seco

La piedra ha constituido una fuente esencial de la relación del hombre con el entorno. La formidable piedra caliza de los macizos mediterráneos ha proporcionado, desde antaño, toda clase de materias primas con que sobrevivir, ordenar el territorio y extraer la sustancia.

La piedra y Alcanar: estrecha relación, presente en todas partes del término municipal y pueblos vecinos, manifestada de todas las maneras posibles: márgenes (muros), barracas, casetas, refugios, corrales, fuentes, «cocós», cisternas, masías, «piquetas» , aljibes, balsas…

Son de especial espectacularidad los márgenes o muros que redibujan la fisonomía de la Sierra de Montsià, como si de líneas de curvas de nivel se tratara, hasta límites insospechados, presentes hasta los 500 metros de altura. Se convierten en una auténtica obra maestra de la ingeniería rural y dibujan, a vuelo de pájaro, la ordenación antigua del territorio.

Ídem sucede con las barracas de piedra en seco. Antiquísimas, perfectas y sencillas, estos refugios construidos sólo con piedra, o con piedra y yeso, se esparcen a lo largo de la Sierra de Montsià; algunas con niveles de arquitectura y construcción excelsos.