CatalàEspañolEnglishFrançaisDeutch
Paddle Van Sup School

El cocó

Los «cocós» son hoyos naturales abiertos en la roca, dentro de los cuales se almacena agua cuando llueve o cuando llega el mar.

Muy aprovechados por los habitantes de la zona, la Sierra de Montsià, relativamente seca, cuenta con un gran número de ellos, que los autóctonos aprovechaban para recoger el agua de la lluvia . Principalmente servían para abrevar el ganado pero algunos han sido modificados o trabajados por la mano humana para aumentar su capacidad, para proteger el agua o sencillamente para construirlos. Así pues, en cuanto a la tipología encontramos de excavados en la roca, otros con una cubierta de piedra en seco para proteger el agua y mantener la frescura, o de otras modificados para aumentar su capacidad o, incluso, transformarlos en cisterna… Algunos se han convertido verdaderas obras maestras de la ingeniería.

Para designarlos son frecuentes los apodos, bien sea con el nombre del propietario o trabajador de la finca, por el nombre de la partida donde se encuentra, o de quien lo hizo. También se emplean referencias a plantas, animales o fenómenos morfológicos. Así pues, sólo el término de Alcanar hay quedan un buen puñado, documentados sobre el último mapa editado de la Sierra de Montsià: Cocó Morisco, Cocó de Blanco de Cella, Cocó de la Botona, Cocó de Cabretes, Cocó de Caié, Cocó de Ferit… Y si atendemos todo el macizo del Montsià, hallamos más de un centenar.

La terminología Cocó es de origen incierto y no se sabe bien si proviene de la etimología latina o si más bien contiene sustrato ibérico. Ciertamente esta palabra es usada en las Tierras del Ebro y norte de Castellón, así como muy viva en Baleares. Fuera de este ámbito son llamados «cadolles».

 

contacto